Acerca de NosotrosBienvenidos a Aldea

image

Aldea®

Enclavado en las faldas de las montañas de Jalcomulco, Aldea® conforma un explendido espacio que combina el contacto total con la naturaleza, con las no intrusivas comodidades de un desarrollo vanguardista y sustentable.

 

Permite que la sombra de nuestros arboles de mango, los cielos estrellados de sus noches claras, el vapor del temazcal, la aventura en el caudal del ri­o, el sudor de una bicicleta de montaña, o el descanso mental en una casa troquelada en los arboles te recuerden de donde somos, y probablemente donde debimos haber permanecido.

 

Historia Jalcomulco

XALCOMULCO, palabra náhuatl que significa XAL – arena, COMUL – olla ó pozo y CO – lugar, “LUGAR DE POZO DE ARENA” fue fundado a la izquierda del Río Huizilapan “Río de Colibriés”, ahora “Río Pescados,  JALCOMULCO es un pueblo que data de la época prehispánica alrededor del año 900 de nuestra era.

Antes del año 900, se establecieron en Jalcomulco los primeros asentamientos de la cultura totonaca, comprendida entre el río Huitzilapan y el río Papaloapan. Se dedicaban a la agricultura, no eran una raza guerrera. Iniciando la guerra entre los tlaxcaltecas y los aztecas, se divide la cultura, por lo que los olmecas en el 464 se establecen en la zona. Para el año 1450, la Triple Alianza (ésta congregación formaba parte del camino para llegar a México), en Jalcomulco estableció el resguardo de los tributos que se llevaban al emperador.

El imperio Totonaca poblaba la región, éste, se desplomo en su parte comprendida entre el río Huitzilapan y el río Papaloapan. Posteriormente los Olmecas históricos que ocupaban Tlaxcala y Cholula, se marcharon hacia Veracruz formando la nación de Pinome e introduciendo lo que conocemos como Náhuatl antiguo.

Durante el siglo XIX, Jalcomulco permaneció como una isla en medio de un gran océano, rodeado por todos lados de la hacienda de Tuzamapan, cuya extensión era de 40,000 hectáreas que colindaban al norte con la hacienda La Orduña, al poniente con Teocelo, al oriente con la Hacienda El Lencero y al sur con los terrenos de Santa María Tlaltela y Huatusco.

Su población se terminó de establecer después de la revolución Mexicana.  Por decreto de 13 de diciembre de 1926, la congregación de Santa María Tatetla, pueblo muy antiguo, quedó segregada del municipio de Tenampa e incorporada al de Jalcomulco. 

Para 1978 se lleva a cabo el primer descenso en río, lo que sería el antecedente para Jalcomulco como la capital de los deportes de aventura.

Las fiestas patronales que se celebran en Jalcomulco se llevan a cabo en junio, durante 10 días, la gente se prepara con misas, rosarios, juegos pirotécnicos y bailes populares. Durante estas fechas la gente del pueblo celebra comuniones, confirmaciones, bodas, etc. Después de Semana Santa se celebra el carnaval, se tienen tres días de coronaciones, sábados y domingos desfiles de carros y comparsas. Todos los días hay un baile o “sonido disco”. Existe una comparsa originaria de Jalcomulco, se disfrazan con barro, penachos, máscaras de artesanía en madera, llamada “los enlodados”.

Su principal producción agrícola es maíz, café, caña de azúcar y mango.